Torre Eiffel desde Champ de Mars
Destinos,  Europa,  Francia

Qué ver en París en 3 días

En esta guía completa sobre qué ver en París en 3 días os recomendaremos el mejor itinerario para poder conocer y visitar los lugares más emblemáticos de esta maravillosa ciudad, y os daremos todos los consejos y tips imprescindibles para que podáis sacarle el máximo partido a vuestra visita a París. ¿Preparados para viajar a uno de los lugares más fascinantes del mundo entero? ¡Empezamos!😄

París, la ciudad del amor… ¿Quién no ha soñado alguna vez con pasear por sus románticas avenidas, o con ver el atardecer desde un crucero por el Sena?😍

Son muchos los factores que convierten a este lugar en uno de los más maravillosos del mundo, un imprescindible de cualquier viajero. Tanto es así que después de haber visitado más de 30 países, con culturas, arquitecturas y gentes de lo más diverso, para nosotros París sigue estando en nuestro top 5 de viajes, y es uno de esos pocos destinos que nos sentimos en el derecho y el deber de recomendar a cualquier persona, por una simple razón: no hay nadie que haya ido a París y vuelva diciendo que no le ha gustado.

Así pues, dejémonos de tanta charla y de tanta poesía, y pongámonos con lo verdaderamente importante: qué ver y hacer en París en 3 días.

💡 Consejos Previos

El itinerario que se detalla en esta guía sobre qué ver en París en 3 días está pensado para contar con 3 días enteros, desde la mañana hasta la noche, sin tener en cuenta posibles traslados desde/hasta el aeropuerto, por lo que quizás estaría más dirigido a aquellos viajeros que lleguen a París la noche de antes, y que dispongan por delante de 3 días enteros.

¿Podría hacerse el mismo itinerario en menos tiempo? Quizás sí, pero os aseguro que tal y como está diseñado el recorrido vais a tener más que de sobra. ¡Cuando volváis al alojamiento caeréis rendidos en la cama!😂

Pero no os preocupéis, para los que no díspongáis de los 3 días enteros, como puede ser el caso de aquellos que visiten la capital francesa en una escapada de fin de semana, estamos preparando otra guía completa para visitar París en fin de semana. Como veis, ¡aquí tenemos para todos!

Y ahora sí que sí, después de estos consejos y puntualizaciones ya entramos en materia.

Qué ver y hacer en París el primer día

Comienza nuestro primer día en esta incomparable ciudad, y se presenta cuanto menos apasionante, así que preparaos porque empezaremos fuerte🤟. Para no prolongar más vuestra agonía lo primero que haremos será… ver la Torre Eiffel con nuestros propios ojos😄. Sí, lo sabemos, estáis deseosos por visitarla, así que después de tantas y tantas veces de haberla visto en la tele, ahora seréis vosotros los que vais a estar ahí, a sus pies, tan cerquita de ella que no os va a caber entera en la pantalla del móvil😋. Y es que para muchos de los que leáis estas líneas será la primera vez que tengáis la oportunidad de conocerla, y sé de primera mano que es un momento único. Nosotros ya hemos tenido la fortuna de poder verla tres veces, y aunque parezca mentira, si me teletransportaran allí ahora mismo y me colocaran justo delante de ella, me volvería a emocionar tanto como la primera vez. Es un monumento sencillamente espectacular, muy especial, y no sé si es que me pongo más tontorrón de la cuenta por las connotaciones románticas que el mundo del marketing ha generado alrededor de ella, pero indudablemente para nosotros, la perspectiva de la Torre Eiffel desde cualquiera de sus ángulos sigue siendo una de las imágenes más maravillosas de entre todas las que hemos visto😊.

Así que no hablemos más. Nos levantamos prontito, nos calzamos nuestras zapatillas más cómodas y nos ponemos en marcha, porque quien dijera que las vacaciones son para descansar es que no nos ha conocido a nosotros💪. Ah, y espero que hayas cargado bien tu cámara y móvil, porque te aseguro que hoy les vas a dar mucha tralla.

Dependiendo de dónde esté ubicado vuestro alojamiento, como es lógico, tendréis que utilizar un transporte u otro. De cualquier manera, os aconsejaríamos bajaros en la estación de Metro de Bir-Hakeim.
¿Por qué? Por varias razones: la primera es que pilla a escasos 5 minutos andando de la Torre Eiffel, y el caminito desde la estación hasta que llegas a los pies de la torre mientras vas viendo cómo se hace más y más imponente es una chulada. La segunda razón es que, justo al salir de la estación, encontraremos el puente que lleva su nombre, donde los fans de Inception (Origen, en Español) reconocerán una de las escenas más famosas de la película. La última vez que estuvimos en París nos pasamos un buen rato en este puente, porque desde aquí salen unas fotos espectaculares, así que tenedlo en cuenta si os gusta la fotografía. Si queréis conocer más sitios guays desde los que tomar las fotos más increíbles, os dejamos por aquí nuestro post sobre dónde hacer las mejores fotos en París.

Torre Eiffel Bir-Hakeim

Cuando hayamos salido de la estación y hayamos dejado a mano izquierda el puente de Bir-Hakeim, continuaremos recto hasta que lleguemos a los pies de nuestra amiga. No tiene mucha pérdida, sus 324 metros de altura os guiarán el camino😋. Una vez estemos debajo de semejante estructura, y después de superar el sobrecogimiento inicial (sí, lo sé, es espectacular), aprovechad para haceros todos los selfies y fotos que os apetezcan. No os cortéis, ya veréis que no estaréis solos en vuestra misión, y es que este es, sin duda, un lugar que reclama ser fotografiado. Pero ojo, no gastéis todas vuestras energías y toda vuestra tarjeta de memoria, porque aún queda mucho día y muchas mejores perspectivas de la Torre Eiffel, aunque pueda parecer mentira.

Y el siguiente punto de nuestra ruta es un claro ejemplo: cruzando el puente que tenéis justo en frente, llegaréis al Tocadero, otro de los lugares más icónicos de París, y desde donde obtendremos una de las mejores perspectivas de la Torre Eiffel, una de esas imágenes que se quedará guardada para siempre en vuestra memoria viajera🌍.

Si os preguntáis por qué no aprovechamos ahora para subir a la torre… si no os podéis aguantar las ganas podéis hacerlo ahora, pero nosotros os recomendamos utilizar el día de hoy para hacer un reconocimiento inicial de la ciudad, y ya subiremos el tercer día a primera hora para encontrar al menor número de gente posible y no eternizarnos en la cola.

Mientras vamos subiendo hacia el Trocadero seguro que os invadirán constantemente unas ganas locas de daros la vuelta para contemplar la vista una vez más, pero tranquilo, no te sientas extraño, ¡eso nos pasa a todos!…

…Tienes que superar esos impulsos y conseguir llegar hasta arriba del todo, desde donde podrás contemplar una panorámica de postal.

Torre Eiffel desde Trocadero

Espectacular, ¿eh?. Pues nada, os dejo aquí otro ratito hasta que acabéis la sesión obligatoria de fotos, yo mientras me voy a tomar algo…

…¿Ya? ¡Perfecto! ¡Seguimos!🤟

Una vez finiquitado el cortejo de bienvenida con nuestra querida torre, nos disponemos a proseguir nuestro itinerario. El siguiente punto de nuestra ruta a parís en 3 días al que nos dirigiremos es también uno de los más emblemáticos: el Palacio Nacional de los Inválidos. Quizás no os suene el nombre, pero en cuanto lleguéis seguro que lo reconoceréis, porque lo habréis visto un montón de veces.

Para llegar hasta aquí, bajaremos desde el Trocadero y volveremos sobre nuestros pasos hasta llegar de nuevo a los pies de la torre.

¿Estamos aquí ya? Pues bien, tenemos que bordearla e ir justo al lado opuesto para llegar al Champ de Mars (o Campo de Marte, en castellano), un parquecito super cuqui que se extiende bajo la sombra de la Torre Eiffel, así que ya os podéis imaginar que no es precisamente pequeño😁. Pues bien, sin pausa pero sin prisa, cruzaremos el parque hasta llegar al final, justo hasta encontrarnos de frente con Escuela Militar. Aunque pueda parecer muy extenso (que lo es), os aseguro que haréis tantas fotos y encontraréis lugares desde donde tomar instantáneas tan maravillosas, que se os pasará el tiempo volando😊.

Así pues, una vez lleguemos hasta el final del parque, tomaremos la calle hacia la izquierda, porque nos va a llevar directamente hasta Los Inválidos.

¿Que qué tiene este palacio de especial? Pues muchas cosas, empezando porque este es el lugar en el que encontraremos la tumba de nada más y nada menos que Napoleón I, un íntimo amigo de España, ya le conoceréis…😒

¿Qué más cosas podemos destacar de este monumento? Pues sin duda, su imponente cúpula dorada os dejará boquiabiertos. Es una pasada, ya lo veréis, qué bien se lo montaban estos franceses…

⌚️ Horario del Palacio Nacional de los Inválidos

Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre: de 10:00 a 18:00 horas (martes hasta las 21:00 horas).
Desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo: de 10:00 a 17:00 horas.
Cerrado el primer lunes de cada mes.

💸 Precio del Palacio Nacional de los Inválidos

Adultos: 12 €
Los martes a partir de las 17:00 horas: 9 €
Jóvenes entre 18 y 25 años pertenecientes a la UE: entrada gratuita.
Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Una vez hayamos terminado de ver el Palacio de los Inválidos, si justo os pilla la hora de comer (tened en cuenta que en París no se come a las 3 de la tarde como en España😅), os recomiendo que vayáis a un restaurante que se encuentra a apenas 5 minutos andando. Se llama Da Roco, y está ubicado en la Rue de Grenelle, la calle que sale justo a la izquierda según miramos al Palacio de los Inválidos. Es baratito (con respecto al estándar parisino), se come bien y es de estilo italiano, eso le gusta a todo el mundo, ¿no? Lo único a tener en cuenta es que recordamos que era bastante pequeño, así que tratad de ir prontito.

¿Todos listos? ¡Pues proseguimos nuestra ruta! El siguiente sitio que vamos a visitar en este primer día en París será el puente de Alexandre III, otro de los lugares más alucinantes de toda la ciudad, y que encontraremos de frente según salimos de Los Inválidos. Ya lo veréis… qué belleza de puente, qué panorámica tan insuperable, sin duda uno de los puentes más espectaculares del mundo, donde la opulencia francesa vuelve a quedar patente😍. Os aseguro que pasaréis un buen rato por esta zona haciendo millones de fotos y deleitándoos con las impresionantes vistas que este lugar nos regala. Es algo fascinante🥰…

Perspectiva Puente Alexandre III
Torre Eiffel desde Puente Alexandre III

Pero ojo, quizás os pase como a nosotros y haya algo que atraiga más vuestra atención en estos momentos… y me refiero al puestecito de crêpes de chocolate que suele colocarse en este puente (al menos nosotros lo hemos encontrado aquí todas las veces que hemos ido). Y la verdad… ¿quién le va a decir que no a un crêpe parisino?🤗

¡Pues ale! Con el postre en el cuerpo, seguimos hacia delante, y nos vamos a encontrar otros dos palacios a ambos lados. Será por palacios… ¡nos los quitan de las manos, niño!💃 El grande (el de la izquierda) es el Grand Palais, y el más pequeño (el de la derecha) es el Petit Palais. Como veis, aquí no se complican😁.

Continuamos de frente hasta llegar a una de las avenidas más famosas del mundo entero: la Avenida de los Campos Elíseos (o Champs-Élysées). Una vez aquí, nos dirigiremos hacia la derecha, pero echad un ojo👀 a la izquierda porque desde este punto podremos ver por primera vez el maravilloso Arco del Triunfo, otro de los lugares imprescindibles que visitar en París.

Arco del Triunfo desde Campos Elíseos

Tranquilos, ya iremos hacia allí en el segundo día y lo veremos de cerca. Ahora, nuestro siguiente punto en el itinerario será la Plaza de la Concordia, uno de los sitios más espectaculares de toda la ciudad. Estoy seguro de que habréis visto imágenes de esta plaza un millón de veces, y no es para menos, porque esta es, sin duda, la plaza más importante de París, y fue el lugar exacto en el que se instaló la guillotina con la que los reyes Luis XVI y María Antonieta fueron ejecutados durante la Revolución Francesa. ¡Tela!😵

Plaza de la Concordia

Pero ojo, que esta plaza es impresionante por sí misma. Está ubicada en un emplazamiento que ya lo quisiera yo para mi negocio, justo entre los Campos Elíseos y el Jardín de las Tullerías, y en ella podremos ver, entre otras cosas, un obelisco egipcio de más de 3000 años proveniente del Templo de Luxor, flanqueado por dos impresionantes fuentes que harán las delicias de todos los visitantes. ¡Cómo son estos franceses!👌

Miremos hacia donde miremos, desde este lugar tendremos unas vistas privilegiadas, precisamente por eso es uno de mis lugares favoritos. Si os gusta la fotografía lo vais a pasar en grande, así que os dejo por aquí el post que hemos preparado sobre dónde hacer las mejores fotos en París, en el que encontraréis las mejores localizaciones para tomar fotos tanto desde la Plaza de la Concordia, como del resto de lugares.

Torre Eiffel desde Plaza de la Concordia

Una vez hayamos disfrutado de esta maravillosa plaza, seguiremos hacia delante a través del Jardín de las Tullerías, que nos va a llevar inmediatamente a la plaza del Museo del Louvre. En esta plaza mundialmente conocida encontraremos la famosa pirámide de cristal que da acceso al que, para nosotros, es el mejor museo del mundo. Como estaréis comprobando, hoy estamos tachando prácticamente todos los lugares que podríamos encontrar en cualquier lista de “cosas que ver en París”😎.

¿Entramos ahora al museo? Nosotros recomendamos visitarlo mejor en el segundo día, porque tiene mucho que ver y, quieras que no, el hecho de estar quieto de pie delante de las obras puede hacerse un poco cansado, y más después de todo lo que llevamos… Como habréis comprobado, hoy muchos vais a romper vuestro récord de pasos, así que vamos a volver a España hechos unos toros🐂.

Pues nada chicos, haceos todas las fotos que queráis en esta plaza… hemos visto de todo: que si cogiendo la pirámide, que si sujetándola del vértice… No os preocupéis, ¡cualquier chorrada es aceptada!😄

Una vez hayamos terminado nuestra sesión, vamos a por lo último que nos queda de la primera etapa de nuestra ruta sobre qué hacer en París en 3 días. Ánimo chicos, ¡que ya queda poco!

Salimos de la plaza por el lado derecho, y continuamos andando a orillas de nuestro querido Sena, dejando el cauce a mano derecha, hasta que lleguemos a uno de los puentes más bonitos de esta zona, el Pont des Arts (o Puente de las Artes), famoso por ser el “puente de los candados”, aunque esto dejó de poder hacerse desde hace unos años, cuando cubrieron los barrotes con paneles de vidrio. No obstante, sigue siendo un puente precioso, que nos ofrecerá una perspectiva espectacular del Sena, y desde el que podremos ver por primera, la Île de la Cité, nuestro siguiente objetivo.

La Île de la Cité es la isla más famosa de la ciudad, y no sin razón, pues fue en esta pintoresca isla donde se fundó la ciudad de París, nada menos. Y si esta isla es tan importante, tendrá que tener también monumentos importantes, ¿no?🤔
Pues claro que sí, en esta isla encontraremos lugares tan increíbles como nuestra pobre Notre Dame, la Concergerie y la sobrecogedora Sainte Chapelle.

Así pues, dejando a la derecha el Pont des Arts continuamos hacia delante hasta llegar al Pont Neuf o Puente Nuevo, pero que no os engañe su nombre, porque es el puente más antiguo de todos los que cruzan el Sena. Si queréis, podéis utilizar este puente para cruzar a la Île de la Cité, pero yo recomiendo hacerlo a través del siguiente, el Pont au Change, ya que las vistas que obtendremos por este camino son más espectaculares si cabe, debido a que nos conducirá directamente al corazón de la isla, y sin darnos cuenta nos veremos rodeados por impresionantes edificios a un lado y a otro😎.

De esta forma, nos vamos directos hasta el Pont au Change, desde donde podremos contemplar la Concergerie a su lado derecho, un edificio que funcionó como antiguo palacio de los reyes de Francia, y también como prisión, en la que estuvo encerrada la reina María Antonieta (la que os he contado antes que dieron matarile en la Plaza de la Concordia)⚰️.

Tras cruzar el puente y dejar el palacio atrás, nos encontraremos a mano derecha con el Palacio de Justicia, donde podremos flipar con la impresionante aguja de la Sainte Chapelle, que visitaremos mañana (SPOILER ALERT: preparaos los machos, porque es una absoluta locura😉).

Y ahora ya sí que sí… estamos llegando al final de nuestra primera jornada del itinerario sobre qué ver en París en 3 días, habéis aguantado como auténticos campeones🤙.

Nuestro última localización de hoy es, sin duda, (o al menos antes lo era) una de mis favoritas: la impresionante Catedral de Notre Dame. Por desgracia, su belleza y su alma quizás hayan quedado un tanto difuminadas después del terrible incendio que esta milenaria joya del arte europeo sufrió en el 2019, pero os aseguro que era un lugar precioso. Se nos hace un poco extraño y triste pensar que hace unos años subimos a las torres y estuvimos a escasos metros de su maltrecha aguja, sin concebir en ningún momento que semejante espectáculo podría desaparecer entre cenizas en apenas unos minutos, pero bueno, así son las cosas…😪
No sé lo que se podrá ver en el momento en que la visitéis, pero sea como sea habrá que ir a echar un vistazo, ¿no? Al fin y al cabo, su fachada principal quedó prácticamente intacta.

Para llegar hasta la catedral, tomaremos el camino peatonal que tenemos justo en frente del Palacio de Justicia, y girando a la derecha en la primera calle que encontremos, llegaremos en pocos metros ante este impresionante monumento que tantas y tantas veces habremos visto en imágenes

Y bueno chicos… con esto y un bizcocho habríamos dado por terminado nuestro itinerario a pie del primer día de la ruta sobre qué ver en París en 3 días, ¡enhorabuena!👏… Menuda paliza a andar nos hemos dado, ¿eh?😂

Pero bueno, estoy seguro de que habrá merecido la pena😄. Hemos hecho un muy buen reconocimiento de la ciudad y nos va a servir perfectamente para situar mentalmente dónde está cada cosa, y así tener un pequeño mapa de París en la cabeza🗺️. Mañana, en nuestro día dos, empezaremos en esta zona, justo donde hemos terminado el primer día.

¿Y qué hacemos ahora?, os preguntaréis… Así me gusta, sois incansables, como nosotros, ¡menudos fieras!💪

Pues bien, antes del incendio de la Notre Dame, os hubiera recomendado cruzar el puente que sale justo al lado derecho de la misma, e ir hacia delante por la orilla del río, dejando el cauce a la izquierda, hasta llegar a los dos siguientes puentes que nos encontramos. Desde aquí, podíamos obtener una perspectiva maravillosa de la catedral, con su aguja elevándose en el cielo. Obviamente, esa imagen ya no es lo que era hace unos años, pero seguro que vale la pena darse el paseo, serán solo 5 minutos.

Pero lo que SÍ o SÍ tenéis que hacer obligatoriamente es ir a ver cómo se encienden las luces de la Torre Eiffel, es una postal que no os podéis perder por nada del mundo. Además, como seguramente en este punto del día ya esté cayendo la tarde, es el momento perfecto para volver por esta zona y ver un impresionante atardecer con la torre de fondo, ¡menudo espectáculo! Pero ojo, esto sí que no os lo podéis perder: aparte de la iluminación típica de la torre, que ya de por sí crea un ambiente de cuento, cada hora en punto llega el no-va-más, y es que todas y cada una de las luces de nuestra querida torre se ponen a parpadear, convirtiéndola durante escasos 5 minutos en la joya de diamantes más preciada de la ciudad. Una absoluta maravilla visual.

Torre Eiffel Trocadero Noche

Así que ya sabéis, no lo dudéis ni un momento: tomad el metro en la estación de Saint-Michel Notre-Dame, bajaos en Champ de Mars Tour Eiffel, y subid de nuevo al Trocadero para disfrutar de un espectáculo que no olvidaréis nunca. Y eso es todo viajeros, haced muchas fotos y descansad mucho cuando volváis a vuestro alojamiento, que el día ha sido intensito, ¿verdad?😅 ¡Nos vemos al día siguiente!


Qué ver y hacer en París el segundo día

Bueeeeeno viajeros, pues aquí comienza el segundo día de nuestro itinerario. Ayer nos pateamos París de arriba a abajo y le dimos una tralla impresionante a la ciudad. Además, también disfrutamos del espectáculo de luces de la Torre Eiffel, así que hoy ya imagino que deberéis ser poco menos que guías turísticos expertos, ¿no?😎

Ahora que tenemos esta visión general de la capital francesa, nos falta conocer su historia de una forma un poquito más profunda. Y con “historia” no me refiero a una chapa insufrible de 5 horas, sino a todas esas anécdotas, batallitas, traiciones y romances furtivos que dan vidilla a lo cotidiano, que ponen el picante en nuestro día a día, el salseo que tanto nos gusta😋. Y qué mejor manera de conocer todas estas historietas que explicadas por un guía turístico experto, en español, y (atención, que viene la palabra mágica)… de manera GRATUITA…😮

Y esto será una de las primeras cosas que haremos hoy: un maravilloso Tour Gratuito (o Free Tour, para los bilingües🧐) de casi 3 horas en el que nos contarán todo esto y más, y del que os aseguro que saldremos encantados.

… Pero a ver… ¿esto es 100% gratis?

Sí… y no… Realmente, el guía nunca te va a pedir nada a cambio de sus explicaciones (entonces no sería un tour gratuito), sino que vas a ser tú, al finalizar el recorrido, quién decida la “recompensa” que se merece el guía por las explicaciones y anécdotas aportadas. Si queréis conocer más sobre este tema podéis echarle un vistazo a nuestro post sobre qué es un Free Tour.

Seguramente haya una infinidad de free tours entre los que elegir, pero yo os recomiendo que lo hagáis con los chicos de Sandemans. Esta compañía es famosa por tener free tours en español alrededor de todo el mundo, y nosotros, siempre que podemos, elegimos hacerlos con ellos, porque son unos auténticos cracks, y con su dinamismo y sentido del humor nos consiguen tener pendientes de sus explicaciones las 3 horas que dura el recorrido.

Nuestro free tour de Sandemans empieza cada día a las 10 de la mañana en la Plaza de Saint-Michel, justo al lado de la Notre Dame, donde finalizó ayer nuestro itinerario, por lo que antes de empezar tenemos un ratito libre que nos va a venir de lujo.

¿Y qué es lo que haremos antes del Free Tour? Pues agarraos bien fuerte, porque vamos a comenzar el día a tope, por todo lo alto, y vamos aprovechar esta horita para visitar uno de los TOPs más TOP de París: La Sainte Chapelle. Este impresionante lugar se encuentra justo al lado del punto de inicio del tour, y abre todos los días a las 9 de la mañana, ¡así que no nos podría haber salido mejor la jugada! Por ello, os recomendamos muchísimo que aprovechéis para visitar este maravilloso lugar justo antes de comenzar el Free Tour. Además, así os aseguraréis también de poder disfrutar de esta mágica capilla prácticamente solos. ¡Vais a flipar!

Así pues, con la cámara y el móvil cargados, nos calzamos las zapatillas y… ¡salimos de nuevo a descubrir París!

Como he comentado, tenemos que volver al lugar en que terminó ayer la ruta a pie del primer día de nuestro itinerario sobre qué hacer en París en 3 días, así que tomad el transporte que mejor os venga para llegar. La estación de metro de Cité, por ejemplo, está justo en frente de la capilla.

Y allá vamos, llegamos a las 9 como un reloj, y sin demorarnos más de la cuenta entramos en la que, para nosotros, es la JOYA con mayúsculas de París💍

⌚️ Horario de la Sainte Chapelle

Desde el 2 de enero al 31 de marzo: de 9:00 a 17:00 horas.
Desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre: de 9:00 a 19:00 horas.
Del 1 de octubre al 31 de diciembre: de 9:00 a 17:00 horas.

💸 Precio de la Sainte Chapelle

Adultos: 10 €
Menores de 18 años y Ciudadanos de la UE entre 18 y 25 años: entrada gratuita.
Billete combinado Sainte-Chapelle + Conciergerie: 15 €
Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Es una auténtica pasada, ¿verdad?😇 ¡Ya lo creo! Podríamos estar contemplándola horas y horas… pero cuidado con el tiempo, que a las 10 tenemos que estar en la Plaza de Saint-Michel (está a escasos 5 minutos andando de la capilla).

Cuando lleguéis al punto de encuentro de nuestro Free Tour, solo tenéis que localizar al guía, que llevará un paraguas de color rojo para que podáis encontrarlo fácilmente, no tiene pérdida.

Así que nada, ahí os dejo, ya veréis qué chulo va a estar. ¡Estoy seguro de que os lo pasaréis genial y que aprenderéis un montón!✌️

Cuando terminéis el tour, ya casi será la hora de comer (al menos, la hora a la que comen los franceses😁), así que seguramente el guía os deje en algún restaurante o cafetería donde os harán precio amigo. A nosotros nos llevaron a un local que no estaba mal. La comida era más bien de batalla, pero era barata y no perdimos tiempo, así que es buena opción si no queréis andar buscando. Además, será seguramente en este local donde podréis reservar otros tours que ofrezca la compañía (estos ya no son gratis). De todos los que ofrecen, nosotros reservamos el tour por Montmartre (a donde iremos mañana), porque nos hacían una oferta al comprarlo conjuntamente con el crucero por el Sena, así que nos parecía una buena forma de matar dos pájaros de un tiro y ahorrar un poquillo.

¿Recomiendo entonces el tour por Montmartre? Bueno, no está mal, te contarán la historia del barrio y de los artistas que en él convivieron, y tratarán también otros asuntos un tanto más turbios que allí ocurrieron. Como digo, haced lo que prefiráis, si os ofrecen el pack de tour+crucero por el Sena, nosotros sí lo repetiríamos.

Así pues, con la tripa llena (y el bolsillo quizás un poco más vacío), proseguimos con la segunda etapa de nuestro itinerario sobre las mejores cosas que ver en París en 3 días.

Imagino que todos los tours seguirán, más o menos, la misma ruta, y que al igual que ocurrió en nuestro caso, vuestro guía habrá finalizado las explicaciones muy cerca del Louvre. Y justo coincide que es muy buena hora para entrar al museo, ya que muchos de los turistas todavía estarán comiendo o tomándose el cafelito, así que ya que estamos tan cerquita y podemos aprovechar que ahora habrá menor afluencia de gente, volvamos de nuevo a la plaza del Louvre y entremos por la icónica pirámide de cristal que nos conducirá al museo. ¡Preparaos!😎

⌚️ Horario del Museo del Louvre

Lunes, jueves, sábados y domingos: de 9:00 a 18:00 horas.
Miércoles y viernes:
de 9:00 a 21:45 horas.
Martes:
cerrado.

💸 Precio del Museo del Louvre

Adultos:
Online: 17 €
Museo: 15 €
Menores de 18 años: entrada gratuita.
Ciudadanos UE entre 18 y 25 años: entrada gratuita.
Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Una vez accedamos a las distintas salas del museo, entraremos en un submundo de fantasía en el que tan fácilmente estamos viendo sarcófagos y momias egipcias de hace 4000 años, como esculturas romanas o piezas pertenecientes al apogeo francés del Siglo XVII🤩. Una absoluta locura que tenemos que admitir que puede ser abrumadora, porque el museo es prácticamente infinito y recorrerlo como se merece nos llevaría muchas jornadas, así que no os frustréis más de la cuenta y disfrutad de las joyas que vayáis viendo a vuestro paso😇. No obstante, si queréis seguir un itinerario y no perderos lo indispensable, estamos preparando un post que recorre las obras más representativas del museo.

Cuando en nuestra cabeza no puedan caber más obras, esculturas y maravillas del arte antiguo, y decidamos dar por finalizada nuestra visita al Louvre, podemos tomar algo, si queremos, en alguna de las cafeterías que encontraremos a la salida, justo al lado de la pirámide invertida, otro de los símbolos de este fascinante museo. Seguro que una meriendita nos da la gasolina que necesitamos para afrontar lo que queda del día 🍰.

Bueno chicos, y después de esto ya sí que sí podemos decir bien alto que hemos visitado el Louvre, el museo más importante e increíble del mundo, y otro de los tops de cualquier lista sobre “lugares que visitar el París”. Estamos que no paramos, ¿eh?😉 ¡Pues que no decaiga, seguiiiiiimos!

Ahora nos vamos directos hacia otro de los sitios imprescindibles que ver en cualquier visita a París que se precie: el fabuloso Arco del Triunfo. ¿Os acordáis de que el primer día lo vimos desde lejos? Pues hoy lo vamos a ver a escala 1:1, y es más, vamos a subir a él, ¡ya veréis qué guay!😍

Para llegar hasta el Arco del Triunfo podemos tomar la línea 1 de Metro en la estación del propio Museo del Louvre (Palais Royal Musée du Louvre), y bajarnos en la estación Charles de Gaulle-Étoile, que nos dejará justo en frente de nuestro destino. No obstante, si sois de los míos y tenéis las energías intactas, podéis optar por ir hasta la Plaza de la Concordia, y subir andando toda la Avenida de los Campos Elíseos. Es un paseíto, pero la subida por esta avenida es una gozada.

Sea como sea, una vez lleguemos delante de este espectacular monumento y después de hacernos todas las fotos reglamentarias, tenemos que cruzar hasta el arco utilizando los túneles que lo conectan por debajo. Por nada del mundo intentéis cruzar la rotonda por arriba, es una de las más peligrosas del mundo, sin duda uno de los lugares en los que pueden verse más cantidad de milagros por metro cuadrado, y si no me creéis ya lo veréis vosotros mismos😂.
Así que, como os he comentado, entramos por el túnel y antes de que nos demos cuenta estaremos justo debajo de este impresionante monumento.

Pero a nosotros no nos vale con estar debajo, ¿a que no? Nosotros queremos subir hasta arriba del todo💪, y ya veréis que la panorámica desde este punto es absolutamente bestial. Eso sí, para llegar hasta arriba tendremos que subir por la manera tradicional: 286 escalones. Pero bueno, si hemos aguantado hasta aquí, eso no será nada para vosotros😋. Además, la vista de París desde la cima del Arco del Triunfo merece cualquier esfuerzo, ¿o no?

⌚️ Horario del Arco del Triunfo

Desde el 2 de enero hasta el 31 de marzo: de 10:00 a 22:30 horas.
Desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre: de 10.00 a 23:00 horas.
Desde el 1 de octubre al 31 de diciembre: de 10:00 a 22:30 horas.

💸 Precio del Arco del Triunfo

Adultos: 12 €
Menores de 18 años: entrada gratuita.
Jóvenes entre 18 y 25 años: 10 €
Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Después de deleitarnos con esta fascinante panorámica y de hacer todas las fotos que se nos ocurran, toca bajar de nuevo los 50 metros de altura que subimos antes. Pero tranquilos viajeros, que ya estamos llegando al final de este fantástico segundo día, y desde este momento hasta que volváis a vuestro alojamiento lo único que haremos será relajarnos y disfrutar de las maravillosas escenas que esta ciudad nos regala. Y es que el siguiente y último punto de nuestro itinerario para hoy es, ni más ni menos, que un crucero por el Sena. ¡Menuda absoluta maravilla!☘️

Nosotros recomendamos tomar el crucero justo a la hora del atardecer, para poder contemplar cómo va cayendo el sol poco a poco, y cómo van cambiando las luces a lo largo del recorrido🌇. Por ello, en función de la hora a la que bajéis del Arco del Triunfo y de la época del año en que visitéis la ciudad, calculad el momento en que tenéis que empezar el crucero. No obstante, el barco hay que tomarlo en el muelle que se encuentra justo a los pies de la Torre Eiffel (la empresa se llama Bateaux Parisiens), así que el tiempo que os sobre hasta que llegue ese momento nosotros lo aprovecharíamos para volver por esta zona y hacernos fotos, o simplemente sentarnos a disfrutar de las vistas.

De una forma u otra, como os decimos, intentad tomar el crucero al atardecer o al anochecer. Ya veréis, os aseguramos que será una sensación que no olvidaréis nunca🥰… Poder disfrutar desde el barco de cómo se van encendiendo las luces de la ciudad es una experiencia totalmente mágica, que permanecerá de por vida en vuestra memoria viajera✨.

Y así, de esta manera tan romántica e idílica, terminaríamos la segunda jornada de nuestra ruta sobre qué ver en París en tres días. No está mal, ¿no? ¡Nos vemos al día siguiente para terminar nuestro itinerario!


Qué ver y hacer en París el tercer día

Bueno viajeros, y así como que no quiere la cosa, comienza la última jornada de nuestra ruta por París en 3 días, ¡con lo lejos que parecía este momento cuando empezamos!😥 Pues sí, amigos, para bien o para mal, todo pasa. Pero bueno, tampoco nos pongamos sentimentales antes de tiempo, que todavía nos queda mucho por delante y tenemos que estar con todas las pilas recargadas para sacarle el máximo jugo a este último día, que se presenta muuuuuuy emocionante😋. Y para comenzar la mañana con el ímpetu y la energía necesaria, no se me ocurre nada mejor que subir hasta el último piso del monumento más famoso del mundo. Así seguro que nos espabilamos, ¿verdad?😉

Y es que si la panorámica desde el Arco del Triunfo nos pareció impresionante, imaginaos las vistas que tendremos desde lo alto de la Torre Eiffel, ¡otro nivel!🤩

Así que preparaos y agarraos bien fuerte porque esto será lo primero que haremos, sin miedo y de buena mañana, para poder disfrutar de esta experiencia única con la mínima gente posible y evitarnos así también las colas.

Pues bien, la torre abre a las 9:00 desde el 13 de junio al 29 de agosto, y a las 9:30 el resto del año, así que preparad bien vuestro móvil y vuestra cámara, tomad el transporte que más os convenga e intentad llegar justo cuando abran para entrar directamente.

Una vez allí, veréis que hay varios tipos de entradas disponibles. Nosotros os recomendamos que compréis la que incluye el ascensor que llega hasta la cima. Es cara, sí, pero va a ser una vez en la vida y os puedo asegurar que será una experiencia que no olvidaréis.

⌚️ Horario de la Torre Eiffel

Desde el 14 de junio hasta el 31 de agosto: de 9:00 a 00:45 horas.
Resto del año: de 9:30 a 23:45 horas.

💸 Precio de la Torre Eiffel

Adultos:
Ascensor a la 2ª planta: 16,30 €
Ascensor a la cima: 25,50 €
Escaleras a la 2ª planta: 10,20 €
Escaleras + ascensor: 19,40 €

Jóvenes entre 12 y 24 años:
Ascensor a la 2ª planta: 8,10 €
Ascensor a la cima: 12,70 €
Escaleras a la 2ª planta: 5,10 €
Escaleras + ascensor: 9,70 €

Niños entre 4 y 11 años:
Ascensor a la 2ª planta: 4,10 €
Ascensor a la cima: 6,40 €
Escaleras a la 2ª planta: 2,50 €
Escaleras + ascensor: 4,90 €

Menores de 4 años: Entrada gratuita.

Cuando toméis el ascensor, podréis bajaros tanto en la planta 1 como en la planta 2, aunque quizás lo más interesante sea ir directamente a esta segunda planta para tomar el ascensor auxiliar que nos lleve hasta la cima, y así poder disfrutar prácticamente solos de una panorámica de escándalo. En este punto tendremos la ciudad entera a nuestros pies, concretamente a 276 metros, ¡una locura!

Luego, si queréis, podéis volver a bajar para visitar las otras 2 plantas, pero lógicamente, cuanto más alto estemos, más impresionantes serán las vistas😜.

Después de disfrutar a fuego lento de esta experiencia incomparable y de hacer un millón de fotos para inmortalizar el momento, llega la hora de volver a bajar de los cielos y proseguir nuestro recorrido, pero estoy seguro de que las sensaciones aquí vividas no las olvidaréis fácilmente.

Una vez en tierra, nuestro siguiente punto de la ruta será algo más mundano y seguramente menos impactante, pero igualmente bonito. Nos dirigiremos hasta los Jardines de Luxemburgo, adentrándonos de lleno en el Barrio Latino de París. Estos cuidados jardines vienen a ser como el Parque de El Retiro parisino, pero en miniatura, así que nos viene perfecto para oxigenar la mente después de haber estado a semejante altitud😄.

Para llegar hasta el Jardín de Luxemburgo, la mejor opción es que toméis el bus 82 que sale justo al lado del carrusel de la Torre Eiffel (el tíovivo de toda la vida). Estaremos un ratito en el bus, alrededor de 25 minutos, pero lo bueno es que va de puerta a puerta, no tiene pérdida. Además, es la última parada del recorrido, por lo que no tendréis que estar contando cuántas estaciones os quedan, ¡está chupao’!

Cuando bajéis del bus, seguid andando un poquito hacia arriba hasta que encontréis alguna de las entradas del parque, y una vez dentro daos un paseíto tranquilo entre sus bonitos caminos, y simplemente dejaos llevar. Eso sí, no os perdáis el Palacio de Luxemburgo, un “pequeño” palacete situado en el corazón del parque y que da nombre a estos bonitos jardines.

¿Tenemos ganas de más marcha? ¡Perfecto!✌️ Nuestro siguiente destino de la tercera jornada del itinerario sobre qué ver en París en tres días será el impactante Panteón de París, otro de los monumentos indispensables que ver en el Barrio Latino de París. Si con los Jardines de Luxemburgo os comentaba que volvíamos a lo terrenal, ahora vamos a adentrarnos otro nivel más para meternos en lo subterrenal⚰️, y es que en este fascinante monumento reposan muchos de los personajes históricos franceses más conocidos mundialmente.

Para llegar hasta el Panteón, saldremos de los jardines por uno de los caminos que habremos utilizado para entrar, y una vez en la calle, a la altura de la rotonda, tomaremos la calle Soufflot, que sale frente al parque. No tiene pérdida, desde aquí ya vislumbraremos su impresionante cúpula y su espectacular frontón, que nos recordará a los templos clásicos de la arquitectura griega🏛.

⌚️ Horario del Panteón

Desde el 2 de enero al 31 de marzo: de 10:00 a 18:00 horas.
Desde el 1 de abril al 30 de septiembre: de 10:00 a 18:30 horas.
Desde el 1 de octubre al 31 de diciembre: de 10:00 a 18.00 horas.

💸 Precio del Panteón

Adultos: 9 €
Jóvenes entre 18 y 25 años: 7 €
Menores de 18 años: entrada gratuita.
Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.

Una vez entréis al interior de semejante estructura, seguramente veréis que hay opción de subir hasta la cúpula. La verdad es que debe ser algo flipante, pero nosotros no pudimos hacerlo por falta de tiempo, por lo que no sabemos deciros si merece la pena, aunque seguro que sí.

Así pues, recorred su impresionante y cuidado recinto, y no os olvidéis de bajar a la cripta subterránea, donde reposan los restos de personalidades tan importantes para nuestra vida actual como Voltaire, Rousseau o Marie Courie.

¿Ya hemos terminado? ¡Genial!

Cuando salgáis, seguramente esté llegando la hora de comer, así que puede ser buena idea buscar algún sitio para recargar fuerzas. No os vamos a engañar, nosotros no le dimos muchas vueltas y nos metimos directamente en el Burger King que hay al principio de la calle por la que llegamos al Panteón😅. Seguramente no sea lo más nutritivo ni lo más saludable, pero es lo que hay… Si vosotros sois un poquito más exquisitos que nosotros (lo cual no es difícil), seguro que encontraréis un montón de establecimientos por esta zona.

Una vez hayamos terminado de comer y tengamos el tanque lleno, hay que conseguir ser fuertes y no sucumbir a la modorra post-comidita😴… aunque si habéis llegado hasta aquí es porque estáis hechos unos fieras y no hay nada de que temer, así que toca seguir con nuestro itinerario de París en 3 días, ¿no? ¡Vamos, que no decaiga el ánimo!💪

El siguiente punto de nuestra ruta será la Madeleine, una iglesia muy chula y muy distinta a lo que estamos acostumbrados, con una fachada espectacular, al más puro estilo del Templo de Zeus.

Para llegar hasta ella, tendremos que tomar el bus número 84 con destino “Alsace”, que parte justo enfrente del Panteón. Nos bajaremos en la estación de “Madeleine”, y en esta ocasión no es la última parada, así que tendremos que ir un poquito más pendientes, pero ya veréis que no tiene pérdida porque en cuanto veáis su impactante estructura la reconoceréis al instante. De todas formas, por si queréis ir contando las paradas que os quedan, son exactamente 10 estaciones desde el Panteón.

Una vez lleguemos a esta espectacular iglesia y accedamos a su interior, nos daremos cuenta de que por dentro es, como mínimo, tan preciosa como por fuera. ¡Si es que en esta ciudad no hay ni un edificio que no sea bonito!😊

Cuando terminemos la visita a la Madeleine, nuestro siguiente punto que visitar será la impresionante Ópera Garnier, que se encuentra a apenas una parada de metro, aunque si lo preferís y tenéis tiempo, podéis llegar andando en tan solo 10 minutitos por el Boulevard de la Madeleine, que parte a la derecha de la iglesia.

En cuanto lleguemos frente de la ópera, entenderemos de un vistazo por qué está considerado como uno de los edificios más bonitos de París, y no es para menos, porque simplemente fijándonos en su inconfundible fachada y en sus flipantes estatuas doradas, ya resulta una absoluta maravilla😍. Y eso que nosotros no pudimos entrar a su interior en ninguna de nuestras visitas a París, pero los que la han visto por dentro aseguran que es impresionante. Si tenéis tiempo y os cuadra con la ruta, os aconsejamos que entréis porque seguro que no os vais a arrepentir.

Así que una vez finiquitemos nuestra ronda habitual de fotos y estemos listos para seguir, volveremos al metro por el que hemos llegado para continuar nuestra ruta por París. El siguiente destino al que nos dirigiremos será, ni más ni menos, que el famosísimo barrio de Montmartre, otro de los lugares que visitar en París más imprescindibles.

Rue de l'Abreuvoir

La mejor manera de llegar al barrio de Montmartre es mediante la línea 12 de metro, y para llegar a ella tendremos que bajarnos de nuevo en la parada de la Madeleine, y hacer transbordo a la línea 12 en sentido Porte de la Chapelle.

Ojo: en este punto exacto del recorrido, y solo en caso de que reservarais el tour por Montmartre de las 6 de la tarde que ofrece Sandemans y no os quedara mucho tiempo libre, deberéis hacer un transbordo con la línea 2 en la estación de Pigalle para bajaros en Blanche, que es justo donde comenzará el tour por Montmartre. Por el contrario, en caso de que aún tuvierais tiempo hasta que empezara, o si directamente no reservasteis el tour, simplemente continuad en la línea 12 hasta llegar a la parada de Lamarck-Caulaincourt, que será donde nos bajemos para proseguir con nuestra ruta.

¿Por qué nos bajamos aquí y no en otra parada? Ay amigo😌, Montmartre está ubicado en lo alto de una colina, con un desnivel bastante curioso para tener que subirlo desde abajo del todo, pero nosotros, como somos unos espaliaos’😁, nos bajaremos en la estación que se encuentra justo en lo alto, e iremos yendo de arriba hacia abajo. ¡Seguro que después de estos 3 días vuestras piernas os lo agradecen!

Además, justo cuando salgamos de la estación nos encontraremos con unas escaleras súper chulas para sacar unas fotos dignas de un instagramer de moda😎. Tenéis este y otros muchos lugares en nuestro post sobre dónde hacer las mejores fotos en París.

Lamarck-Caulaincourt

Bueno viajeros, así como que no quiere la cosa hemos llegado a Montmartre, el barrio de los pintores y del cabaret, lugar de bohemios, artistas y sex-shops. Como veis, en este lugar tan especial podemos encontrar prácticamente de todo, por algo Montmartre es el barrio más famoso de París. Por si todo esto fuera poco, en Montmartre se ubica otro de esos lugares increíbles que veremos en cualquier lista sobre “cosas que ver en París”: la espectacular Basílica del Sacré-Coeur (Sagrado Corazón), que nos dejará flipando con su impresionante cúpula y su color blanco impoluto, y desde donde tendremos unas vistas brutales de toda la ciudad de París. Es una auténtica pasada de lugar.

Sacré-Coeur

Otro de los indispensables de este barrio tan especial es el famosísimo Moulin Rouge, el cabaret más conocido en el mundo, que lo encontraremos en el Boulevard de Clichy, justo en la parte baja de Montmartre.

Realmente, lo más recomendable a la hora visitar el barrio de Montmartre es recorrerlo a nuestro aire, disfrutando del arte al aire libre, de sus terrazas y del ambiente tan especial y único que se respira en cada rincón. Es un lugar distinto, con personalidad propia, por lo que perderse entre sus empinadas callejuelas resulta la mejor forma de disfrutarlo. Además, al ser un barrio pequeñito, los principales atractivos irán apareciendo a nuestro paso a medida que paseamos por sus calles. No obstante, por si queréis llevar la información más acotada, estamos preparando un post con los lugares indispensables que ver en Montmartre.

Y de esta forma, junto a los pintores de Montmartre y con música de Amelie de fondo, damos por finalizado nuestro itinerario sobre qué ver en París en 3 días. Espero que nuestras indicaciones os puedan haber echado un cable a la hora de planificar un poquito mejor vuestro viaje, y que podamos ayudar en todo lo posible a convertir estos tres días en unos de los más emocionantes de vuestra vida. Juntos, en estos tres días, habremos conocido prácticamente todos los lugares principales de una ciudad tan enorme como París, nos la habremos pateado de arriba abajo, y nos habremos convertido en auténticos expertos de la capital francesa. Muy probablemente acabemos extasiados de tanto andar y el contador de pasos pierda la cuenta desde el primer día, pero estoy convencido de que todo eso se olvidará de un plumazo en cuanto volváis a recordar la indescriptible emoción que sentisteis al contemplar toda la ciudad desde el último piso de nuestra querida Torre Eiffel. Ese recuerdo será algo que, sinceramente, yo nunca podré olvidar, y estoy seguro de que vosotros tampoco.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.